lunes, 29 de diciembre de 2014

Desde Teror

José Luis Yánez Rodríguez, cronista oficial de la Villa de Teror, ha dicho del "E elixir curalotodo" todo lo que copiamos aquí. Muchas gracias por estas palabras cargadas de optimismo y energía. ¡Seguimos volando y olisqueando el mundo!

Ésta es la historia de Lyra y Damilala…

Una de las tantas historias que una musaraña y una lechuza pueden vivir en un lugar como Osorio,…tan mágico, tan mágico,… que el encantamiento impregna piedras, casas, tierras, caminos, cuentecillos, tradiciones, árboles, hierbas y, por supuesto a todos los animales que allí tienen la suerte de vivir.

¿Qué no pueden vivir historias una musaraña y una lechuza?¿Y por qué no?....¡Bueno…! Y este libro demuestra que un pinzón y una paloma, un perro y una cabra y hasta un loro deslenguado con una gata aristócrata. Y si es en Osorio, aún más.

Yo, que estoy de libros infantiles o presuntamente infantiles un tanto exhausto de antemano; he de afirmar que afronté la lectura de esta maravilla hecha palabra con un cierto desconcierto; agravado porque lo hacía con la encomienda de sus autores de plasmarlo después en esta presentación.

El desconcierto se esfumó en la primera página y apareció –brillante y lúcida- la ilusión del encantamiento. Y volvió también aquella quimera fantástica que creía perdida en mi infancia, cuando, en mis clandestinas correrías infantiles en Osorio –el Cortijo era de “las niñas de don Adán” y el perro guardián primero nos mordía y luego dialogaba- me enamoré hasta lo más profundo de mi ser de sus árboles, vericuetos, barrancos, gentes e historias.


lunes, 8 de diciembre de 2014

Desde San Sebastian con amor...



Desde San Sebastián nos ha llegado este mensaje que nos ha hecho mucha ilusión compartirlo con todos ustedes. ¡GRACIAS AMAIA!

"Un libro muy bonito para darse cuenta de que ni la distancia debería de ser capaz de romper una amistad. Espero que todos hayamos aprendido de Lyla y Damilala, porque la verdad es que son muy buen ejemplo para todos. Me encanta que esté escrito con cartas, y se me hace muy especial, ya que es el primer libro que leo escrito con cartas que no sea un diario".

(Amaia)